lunes, 16 de noviembre de 2009

Para tener un parto menos doloroso y sin complicaciones

Propósito: Preparar una bebida vigorizante para la fase final del embarazo que hará menos doloroso el parto.

Casi desde el principio de los tiempos y en todas las culturas, han existido en las tribus o pueblos mujeres que conocían las propiedades de las plantas y las aplicaban para el caso que aquí nos ocupa. Esta sabiduría se transmitió de madres a hijas durante siglos. La relación entre estos conocimientos de partería y la brujería es evidente pues, como sabes, en Europa dichas mujeres fueron condenadas por brujas durante los siglos XVI y XVII. Afortunadamente, estos conocimientos no desaparecieron con la caza de brujas. Este hechizo se basa en las propiedades medicinales de las plantas. Durante mucho tiempo se ha utilizado la hoja de frambuesa para ayudar a las mujeres durante la última etapa del embarazo, pues contiene un ingrediente que relaja el útero y ayuda a aliviar el dolor de las contracciones durante el pato.

Consejo: No practiques este hechizo si en tu familia existe una tendencia al aborto natural, ni tampoco antes de haber cumplido los siete meses de embarazo.
Antes de comenzar a beber el té de hoja de frambuesa, consulta a tu médico para que te explique exactamente en qué dosis podrías tomarlo. Por regla general, se empieza con una taza de té por día, y se aumenta gradualmente las dosis hasta un máximo de cuatro tazas de té diarias.
Por último, te recomiendo que compres las hojas de frambuesa en una herboristería de confianza o bien que las cultives y seques tú misma para asegurarte de que no contengan toxinas.

Necesitaremos:
  • Una vela de color azul claro
  • Fósforos de madera
  • Nueve hojas de frambuesa secas
  • Un pedazo de tela blanca rectangular de 15x7,5 cm de tipo estameña
  • Aguja y una hebra de hilo blanco de unos 45cm
  • Tijeras
  • Un recipiente donde conservar el saquito hasta consumirlo (una cajita de té, por ejemplo)
Momento: Practica este hechizo una noche de luna llena, símbolo de todo aquello que ha llegado completarse.

Realización: En una situación de relajación y calma, encenderemos la vela y pronunciaremos en voz alta la siguiente invocación:

“Luna llena,
Fértil matriz.”

A continuación, cogerás las hojas de frambuesa entre tus manos y repetirás, al menos nueve veces, las siguientes frases:

“Madre de todos,
Madre de la Tierra,
Concédeme un parto fácil.”

Dispondrás las hojas sobre la tela, que habrás doblado de manera que, al coserla, quede cerrada en forma de saquito. Hazlo concentrándote en tu deseo y cuando cortes el hilo con las tijeras di:

“Que así sea,
Que así sea y así será.”

Guarda el saquito en una cajita de té o recipiente hasta el día de parto y, llegado el momento, llévalo contigo y consérvalo en la habitación. Hasta el parto, y siempre y cuando el doctor te haya dado su aprobación, puedes beber entre dos y cuatro tazas diarias.

Para preparar este té de agradable sabor, sirve dos cucharaditas de té de hojas de frambuesa en una taza con agua hirviendo y déjalas reposar durante diez minutos, antes de colarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada